La Corneta Noticias
El tiempo - Tutiempo.net
06-11-2022  |  Nacionales 147
    

Luis Naidenoff defendió las PASO y advirtió: “No hay lugar para traidores en el radicalismo ni en Juntos por el Cambio”



El senador afirmó que el kirchnerismo busca eliminar las primarias para desestabilizar a la oposición. Dijo que el Frente de Todos implosionó y que el gobierno está roto. Qué respondió sobre una posible candidatura de Carolina Losada, su pareja, a la vicepresidencia




El senador nacional Luis Naidenoff defendió las elecciones primarias, las PASO, como una herramienta vital para dirimir las candidaturas, rechazó la intención del kirchnerismo de eliminarlas y lanzó una fuerte advertencia hacia adentro de la oposición: “No hay lugar para traidores en el radicalismo ni en Juntos por el Cambio”.

El dirigente también afirmó que el Frente de Todos “implosionó” y que el gobierno de Cristina Kirchner y Alberto Fernández “está fracturado, roto y no tiene ninguna posibilidad de éxito electoral para el futuro”. El senador participó del ciclo “Hablemos de Argentina”, que Infobae emite en vivo por Instagram, Facebook y Youtube, con participación de la comunidad.

Naidenoff también se refirió a una posible candidatura de su pareja, la senadora por la UCR de Santa Fe Carolina Losada, y las disputas en el seno de la oposición, que esta semana tuvieron un momento de alta tensión, con el violento cruce de Patricia Bullrich con un funcionario de Horacio Rodríguez Larreta. “En la Argentina las cosas no se resuelven de prepo, no va por ahí la cosa. Hay que bajar un cambio”, advirtió el dirigente radical de Formosa.

Resaltó que para ganarle en su provincia a Gildo Insfrán, el gobernador peronista que está en el poder desde 1995, sin alternancias, 27 años ininterrumpidamente, se precisa “un cambio cultural”. “Formosa es la provincia que el 95% de sus recursos dependen del Estado nacional, que no tiene empleo privado, que menos exporta y donde se gobierna con miedo”, dijo.

Las frases destacadas de Luis Naidenoff en la entrevista
1- “No hay margen para traidores, ni en el radicalismo, ni en Juntos por el Cambio. Las PASO son la herramienta que legitima a los precandidatos. Sabemos que este gobierno perdió y que lo único que intenta para desestabilizar a Juntos por el Cambio es la eliminación de las PASO”.

2- “Si algún diputado o algún senador de Juntos por el Cambio está pensando en la idea de acompañar un proyecto alocado de eliminación de las PASO, para mí es un gran traidor”.

3- “La coalición del Frente de Todos implosionó. Es un gobierno fracturado, una coalición que cumplió un ciclo, que está rota, quebrada y que no tiene ninguna posibilidad de éxito electoral para el futuro”.

4- “El poder está en la Vicepresidencia y el Poder Ejecutivo, prácticamente, está pintado. El presidente está devaluado, está en otro canal y en el medio está la sociedad, a la deriva”.

5- “Algunos cruces no aportan nada. Creo que las diferencias hay que discutirlas hacia adentro y las coincidencias comunicarlas hacia afuera, porque tenemos que representar ese espacio de esperanza para la sociedad argentina. Para frustración, tristeza y desolación ya está el Gobierno”.

6- “Obviamente, no estuvo bien Patricia Bullrich: no estuvo bien y es cierto, pero también es cierto que ha existido una sobreactuación. En la Argentina las cosas no se resuelven de prepo, no va por ahí la cosa, pero creo que hay que bajar un cambio y es responsabilidad de todos”.

7- “No creo en esta idea de actos de salvataje personal o liderazgos mesiánicos. Juntos por el Cambio es una construcción colectiva y cada vez que marcó la cancha, esa organización ordenó y marcó el rumbo”.

8- “Juntos por el Cambio tiene que dejar de mirarse al ombligo y tiene que mirar lo que está pasando en la sociedad. La gente está muy caliente y frustrada”.

9- “Insfrán puede exhibir el éxito electoral en cada contienda. Está desde 1995, pero la contracara es la frustración y el fracaso social”.

10- “El modelo de Cristina es Santa Cruz: una sociedad sometida, donde las reglas de juego no existen, los jueces y fiscales responden al poder político, el sistema electoral está a merced del gobernante de turno. Santa Cruz es la primera provincia que contó con la reelección indefinida del gobernador y tiene ley de lemas. Es la cooptación del negocio de la obra pública. Es el modelo que el peronismo idolatra cuando lo mira a Gildo Insfrán”.

11- “El Presupuesto es una gran mentira. Se aprueba porque al kirchnerismo le sienta muy bien la discrecionalidad y el mejor negocio para el Gobierno es no tener Presupuesto, porque se victimiza y porque hacen lo que quieren con las partidas”.

12- “La economía y la política están al mismo tiempo en la banquina. Hay un fracaso en la política, con un presidente débil, devaluado, debilitado y un Frente de Todos, que es realmente un cachivache. Y hay al mismo tiempo una economía desbordada. Esto nunca se vivió”.

13- “El mejor candidato a presidente de Juntos por el Cambio me encantaría que sea radical. Pero tiene que ser un candidato que interprete a la sociedad y que tenga la capacidad de ofrecer un programa claro para la Argentina”.

14- “Macri es un gran activo y un actor relevante de nuestra coalición. Tiene para aportar su experiencia como ex presidente. Más que como candidato, su aporte es mucho más potente como parte de un liderazgo colectivo, que lidera por encima y no está en el barro. Pero es una decisión del PRO”.

15- “Lo que tiene que ver con Carolina, con Santa Fe u otras hipótesis (como una posible vicepresidencia) son decisiones que al final del camino cada uno tiene que tomarla con su almohada y eso yo lo respeto. Además, porque quiero dormir en casa”.

La entrevista completa
- Compartís con Cristina Kirchner el ámbito de la Cámara de Senadores, ¿Cómo estás viendo la relación política de Cristina Kirchner con Alberto Fernández? ¿Qué está pasando en la coalición del Frente de Todos, en la coalición de gobierno?

La coalición del Frente de Todos implosionó. Pero implosionó por una cuestión lógica y natural. Tenemos en la Argentina una cultura que no es presidencialista sino hiper presidencialista y la construcción del Frente de Todos fue novedosa, porque el presidente Alberto Fernández no es el líder de la Coalición, sino quien es su vicepresidente.

Ellos lograron un resultado electoral, ganaron las elecciones, pero esas diferencias, esas culturas, este sistema novedoso de que el poder está en la vicepresidencia y el Poder Ejecutivo prácticamente está pintado, terminó como tenía que terminar. Arrancó muy bien en la pandemia, porque la pandemia disimulaba todo lo demás. Y se llegó al extremo en la Argentina de la ficción de un Alberto con el 80% de imagen positiva.

Cuando la pandemia se disipó, apareció el monstruo de dos cabezas. Apareció Cristina en todo su esplendor, con su agenda, con la embestida a la Justicia, con esta idea de la autodestrucción -muy lógica del kirchnerismo, porque sin caja no gobiernan- y terminó como tenía que terminar: con un gobierno fracturado y marcando la cancha con el rechazo al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y Máximo Kirchner renunciando a la presidencia del bloque.

Es una coalición que cumplió un ciclo, que está rota, quebrada y que no tiene ninguna posibilidad de éxito electoral para el futuro. Detrás de la ambición personal y mientras Cristina, La Cámpora y otros sectores duros jugaron al debilitamiento del presidente, el presidente está devaluado, está en otro canal y en el medio está la sociedad. Son tres años de un gobierno que dilapidó tiempo y esfuerzo en una interna exacerbada y con la sociedad a la deriva.

- Hablemos ahora de las PASO. Esta intención que tiene el kirchnerismo de eliminar las primarias. ¿No tienen miedo de que se les escape algún voto radical y que terminen apoyando la eliminación de las PASO?.

Primero no tengo temor y si algún distraído está pensando en esa idea alocada, no solamente va va a sentir el rechazo de Juntos por el Cambio, sino de la propia sociedad. No hay margen para traidores, ni en el radicalismo, ni en Juntos por el Cambio.

- A ver…

No hay margen para traidores. Las PASO son las herramientas que legitiman a los precandidatos al final del camino para quien debe ser elegido presidente. Nosotros sabemos que este gobierno perdió y que la única herramienta que intenta para desestabilizar a Juntos por el Cambio es la eliminación de las PASO.

Voy a responder al argumento del Gobierno: dicen que las PASO las tienen que eliminar porque es un pedido de los gobernadores para ahorrar plata. Pero son los propios gobernadores los que desdoblan las elecciones, por lo que va a haber un festival de plata en los adelantamientos electorales y, después, otro festival en la contienda general. Es un argumento que cae por su propio peso.

Si sabemos que este es el camino que eligió un gobierno que está nocaut, al borde del nocaut -como los que están desesperados y tiran piñas para cualquier lado- esto es una trampa para tratar de evitar un mecanismo que sirve de mucho en el marco de la transparencia electoral.

Por eso digo que no hay margen para traidores en Juntos por el Cambio. Si algún diputado o algún senador de Juntos por el Cambio está pensando en la idea de acompañar un proyecto alocado, bueno, para mí es un gran traidor.

La interna opositora
- ¿Qué mirada tenés sobre el cruce de Patricia Bullrich y Felipe Miguel? ¿Creés que se complicó la interna de Juntos por el Cambio?

Si lo analizás en perspectiva, Juntos por el Cambio es una coalición que no tiene muchos años y su fortaleza se da porque compitió en cuatro elecciones, en tres ganó y en una no tuvo un resultado favorable. Pero es una de las pocas coaliciones que se construyeron en Argentina que después de un resultado electoral adverso -como el de las últimas elecciones presidenciales- se mantiene unida e, inclusive, amplió su base de sustentación.

¿Qué es lo que está pasando en Juntos por el Cambio? Cuando se constituyó, la coalición tenía tres patas centrales, que eran los líderes que consolidaron el espacio: Ernesto Sanz, por el radicalismo; Mauricio Macri y Elisa Carrió. Hoy hay una situación muy particular, donde los que presiden los partidos -con excepción de la Coalición Cívica- están anotados en la grilla como precandidatos presidenciales.

Me parece a mí que la individualidad, la proyección individual, el afán legítimo de lograr un proceso de instalación pública le está ganando a la organización colectiva y eso no es bueno. Eso no es bueno. Ante esto ¿qué tenemos que recuperar en Juntos por el Cambio?: tenemos que recuperar esta idea de que la organización colectiva puede mucho más que la proyección individual.

Cada candidato, ya sea en el PRO Patricia Bullrich u Horacio Rodríguez; en el radicalismo Facundo Manes, Gerardo Morales y algún otro gobernador que quizás se pueda anotar, como Gustavo Valdez, de Corrientes, los que están medianamente tengan competitividad electoral, se puedan abocar a recorrer el país y transmitir sus propuestas.

Tenemos que demostrar que la fortaleza es la cohesión y la unidad de Juntos por el Cambio y que cada vez que en la Argentina se discutieron cuestiones difíciles y graves, la Mesa de Juntos por el Cambio marcó la cancha y las cosas se ordenaron.

Algunos cruces no aportan nada y soy partidario de que las diferencias hay que discutirlas para adentro y las coincidencias comunicarlas para afuera, porque tenemos que representar ese espacio de esperanza para la sociedad argentina. Para la frustración, la tristeza, el fracaso y para la desolación ya está el Gobierno.

- La frase de Patricia Bullrich “te rompo la cara” no es usual en política en estos tiempos y era menos previsible si se quiere en Juntos por el Cambio. ¿Coincidís con esta idea?

Primero hay que decir que es un video que se filtró. Quiero hablar de Juntos por el Cambio en general y creo que hay cosas que no aportan. Tampoco aporta un video que se filtró. Creo también -a fuerza de ser sincero y esto es una opinión personal- que si esto pasaba en el ámbito de los partidos que integran la coalición, con dos dirigentes hombres quizás las cosas se minimizaban. Hay un componente político en la Argentina que es para analizar que tiene que ver que esta idea de que parece que a la mujer todo les cuesta mucho más.

- A ver...

A la mujer le cuesta mucho más. A la mujer exitosa, en el terreno empresarial o profesional, siempre la sociedad le exige el doble. A la mujer exitosa en el terreno político, también se le exige el doble. En los medios pasa lo mismo. Obviamente, no estuvo bien Patricia: no estuvo bien y es cierto, pero también es cierto que ha existido a mi modo de ver una sobreactuación en función de lo que ha pasado. Si esta discusión pasaba en el radicalismo entre hombres se naturalizaba. Por eso digo que miremos para adelante.

Además, respeto si alguien no se banca la hipocresía ni el doble discurso. No respeto lo que se filtrara para afuera. Es cierto que en la Argentina las cosas no se resuelven de prepo, no va por ahí la cosa, pero creo que hay que bajar un cambio y es responsabilidad de todos.

- ¿Creés que hay que establecer algún tipo de manual de convivencia en la oposición para que estas cosas no pasen? Para evitar otro “te rompo la cara”.

No. Cada dirigente se tiene que hacer cargo de sus propias acciones. Yo por eso rescato lo colectivo. ¿Por qué lo colectivo? Cuando el Gobierno convocó al diálogo y nosotros éramos conscientes de que era para la foto, fue el comunicado de la Mesa de Juntos por el Cambio que nosotros claramente dijimos “para la foto no estamos” y no se convocó. Para frenar la idea de avanzar con la Corte, de la reforma de la Justicia, de frenar el propio procurador, cuando la Mesa de Juntos por el Cambio fue contundente, fue cuando dio una opinión institucional.

No creo en esta idea de actos de salvataje personal o los liderazgos mesiánicos que te marcan la diferencia. Juntos por el Cambio es una construcción colectiva y cada vez que la organización marcó la cancha, esa organización ordenó y marcó el rumbo que tiene que tener la propia fuerza.

- Pero no con manual de convivencia, entonces.

La verdad... ¡somos grandes! Cada uno sabe lo que tiene que hacer en política. ¿Qué manual de convivencia? Cada uno sabe cuál es el límite y me parece que hay que dejar de mirarse al ombligo. Digo que Juntos por el Cambio tiene que dejar de mirarse al ombligo y tiene que mirar lo que está pasando en la sociedad.

La gente está muy caliente y frustrada. Frustrada porque también apostó, muchos, pensando en que Alberto Fernández podía ser un moderado, un presidente de transición y fue un fracaso. Frustrada porque hay años de desencantos colectivos con la política y todos tenemos en eso nuestra cuota de responsabilidad. Ante el escenario de oportunidad para transformar la Argentina, creo que hay que tener una mirada puesta en la sociedad y en sus expectativas y no en una carrera contrarreloj de cómo nos posicionamos de manera individual para marcar un liderazgo interno dentro de Juntos por el Cambio.

- Te transmito una pregunta de nuestra comunidad. Federico consulta “¿Cree que el apoyo de Larreta a Martín Lousteau es un condicionante a la candidatura de Facundo Manes?”

Nosotros somos una coalición y no hay muchas historias en Argentina de coaliciones, pero la coalición parte de la diversidad y el respeto a la diversidad. Como somos una coalición joven, el desafío es la complementariedad: tenemos culturas políticas distintas, tradiciones políticas distintas y hasta te diría -para que se entienda- de barrios distintos.

Yo no sé si hay un acompañamiento de Larreta a Lousteau, no lo sé, lo que sí sé es que Martín Lousteau expresó claramente que él es candidato por una coalición. Es un nombre del radicalismo, pero expresa una visión en el marco de una coalición, como también en su oportunidad, en el 2015, cuando se compitió, Sanz, Carrió y Macri expresaban miradas diversas desde la coalición. No hay que tener miedo. Eso lo dijo el propio Macri y lo rescato: no hay que tener miedo a la competencia, pero tampoco hay que tener temor a la coalición.

- ¿Qué significa esa idea?

La coalición no es un compartimento estanco. Una coalición crece con los matices, con las opiniones y con las historias que cada uno tiene para consolidar ese espacio. Pero ese espacio justamente se fortalece desde lo colectivo.

- Tengo una pregunta relacionada con esto que nos envió Renata “¿Sentís que la coalición de la UCR y el PRO es justa? ¿No debería haber ahora un candidato presidencial radical?”

No alcanza con el voluntarismo en política. Por supuesto que me gustaría un candidato radical, pero el candidato radical primero tiene que demostrarle a la sociedad para qué jugarse, cuál es la vocación o la motivación para transformar la Argentina.

Está vacante un espacio en Juntos por el Cambio y el candidato que tenga la capacidad de marcar un camino con mucha firmeza -porque la Argentina requiere firmeza y mucha convicción- es el candidato que resultará ganador en la competencia interna. Detrás de esa competencia individual, también lo más importante es que cada candidato pueda exhibir -porque la gente está cansada, harta del verso- esta idea de lo que yo llamo “el programa”, porque la política tiene que marcar un rumbo.

Sí, soy radical y yo quisiera un candidato radical, pero primero ese candidato radical tiene que seducir y no se seduce sólo con arenga. La seducción no pasa por grandes actos, sino que pasa por el mano a mano, en lograr transmitir al ciudadano “che, por acá es el camino”.

Formosa y la rivalidad con Insfrán
- Te hago otra pregunta que nos envió la comunidad: consulta Julieta “¿Cómo se ve siendo candidato a gobernador en Formosa en el 2023?”. Y te sumo ¿cómo está la provincia?

Estamos trabajando para articular un fuerte proyecto colectivo. En Formosa intentamos de todo, a partir del gobierno de Insfrán, que empieza en 1995, pero no lo intentamos con el afán de decir “hay que unirse o amontonarse para cambiarlo”. El desafío es cultural en la provincia de Formosa. ¿Por qué? Porque es una provincia donde, paradójicamente, así como Insfrán puede exhibir el éxito electoral en cada contienda, la contracara es la frustración y el fracaso social.

Formosa es la provincia que menos exporta. Formosa es la provincia donde los chicos que pueden salir con un título universitario de la Universidad Nacional de Formosa (la UNAF) o la Universidad Nacional de Nordeste, en Corrientes, o los que pueden venir a Buenos Aires o a Córdoba, vienen con su título bajo el brazo y muy pocos pueden ejercer. Formosa es la provincia que no tiene salida laboral en el sector privado, porque es en la región y el país la que tiene menos empresas que aportan al sector privado. Formosa es la provincia donde más del 95% de los recursos dependen de la coparticipación federal. Y es la provincia con mayor dependencia estatal.

Ahora bien, dependencia estatal para abajo, porque la precarización laboral está a la orden del día, porque muchos jornalizados en los municipios no se los pasa a planta permanente porque se gobierna con miedo. Cuando vos no tenés salida y el Estado ya no da la respuesta que daba antes, el desafío es cultural. Tenemos que ganarle a la resignación, demostrar que Formosa puede cambiar, que Insfrán no es irremplazable y que una Formosa distinta es posible.

Esta idea de que “con Insfrán no se puede”, que por la ley de lemas es imposible, bueno: estoy trabajando con muchos amigos para articular un gran frente en la provincia. En su momento lo llevamos al padre Francisco Nazar, que fue un cura que entregó lo mejor de sí para construir un gran frente; hace dos años constituimos un frente con el PJ disidente y vamos a ampliar esa línea.

Después, al final del camino, se verá. Diría que tenemos un candidato natural, que compitió en la última elección como Fernando Caravajal, que es diputado nacional, pero me parece que tenemos que aportar lo mejor, con absoluta grandeza.

- ¿Pero vos no te ves como candidato?

Apuesto a lo mejor de nosotros y, al final del camino, a lo colectivo. Para que no nos pase lo de Juntos por el Cambio a nivel nacional. Tenemos que aprender de Juntos por el Cambio a nivel nacional: esta carrera contrarreloj de los que creen que pueden ser salvadores, perdiendo de vista el colectivo, es un gran error para la Argentina.

Nosotros en Formosa lo importante es lo colectivo, y lo colectivo de Juntos por el Cambio, ampliando las bases, tiene que definir un candidato.

- ¿Qué pensás cuando ves que el Gobierno lo presenta a Gildo Insfrán como un modelo de gobernador peronista?

Muy buena pregunta. Ese es el modelo de Alberto y de Cristina, pero fundamentalmente de Cristina: es el modelo de Santa Cruz, de una sociedad sometida, donde las reglas de juego no existen, donde el quiebre institucional es el denominador común, la cooptación de la Justicia y el sometimiento de los ciudadanos. Es el modelo donde la división de poderes no existe, donde los jueces y los fiscales responden al poder político, donde el sistema electoral está a merced del gobernante de turno.

Santa Cruz es la primera provincia que contó con la reelección indefinida del gobernador y que tienen ley de lemas. Y es la provincia donde el propio procurador que la Corte ordenó que se lo restituya, nunca pudo asumir. Es la cooptación del negocio de la obra pública, es el modelo del “Estado soy yo”, esa es Cristina, eso es Santa Cruz y es el modelo que el peronismo idolatra cuando lo mira a Gildo Insfrán.

- Otro seguidor, Axel, insiste con otra pregunta sobre Formosa y te la transmito: “¿De qué modo efectivamente se puede terminar con 39 años de peronismo en Formosa?

Con un proyecto colectivo que tenga la capacidad de internalizar entre los ciudadanos que se puede vivir mejor y que hay otros hombres y mujeres que están en condiciones de iniciar un proceso de transformación.

Así como en 1983 parecía imposible y Alfonsín dio una lucha frontal contra las corporaciones y contra un PJ histórico y logró convocar a una gesta y epopeya democratizadora en la Argentina, eso también se tiene que dar en Formosa. El desafío nuestro es recuperar la cultura democrática: hay otros desafíos en las provincias y en la propia Argentina pero tenemos que recuperar la esencia de la cultura democrática.

- Otra pregunta de los seguidores: ¿Qué piensa sobre el proyecto que presentó el gobierno de extender el Impuesto a las Ganancias al Poder Judicial?

Nosotros sancionamos una ley que a partir del 2017 todos los jueces tienen que pagar Ganancias pero doy mi opinión personal. Así como el chofer de colectivo, un camionero, los empleados legislativos, un laburante pagan Ganancias, yo particularmente creo que los empleados judiciales también tienen que pagar Ganancias.

Cuando la discusión se dio en Diputados, era en el marco del presupuesto y se planteaba que tenía que haber una ley específica, pero así como aprobamos una ley para que los jueces paguen Ganancias, los empleados judiciales tienen que pagar Ganancias. Paga ese impuesto quien está cumpliendo una tarea en un camión y está de sol a sol; pagan los periodistas, que también trabajan las 24 horas. No comparto la idea del privilegio.

Presupuesto y presidenciables
- Hablamos del tema Presupuesto en el Senado, porque va a ser un debate importante. Ya dio Diputados su aprobación.

Es una gran mentira el Presupuesto. Un Presupuesto que proyecta una inflación del 60% que aprobaron.

- Pero hubo votos radicales que lo aprobaron.

Sí, está bien, pero igual es una gran mentira. Se aprueba porque en una Argentina donde al kirchnerismo le sienta muy bien la discrecionalidad, el mejor negocio para el Gobierno es no tener presupuesto. Primero porque se victimiza y, en segundo lugar, porque hacen lo que quieren con las partidas.

Entonces el presupuesto es una gran mentira porque habla de una inflación del 60%, pero de alguna manera es un límite para la discrecionalidad. Este gobierno utiliza la chequera a diestra y siniestra y la respuesta para los gobernadores tiene que ver con la lógica de amigo y enemigo. Lo que hizo la oposición es marcar la cancha, pero es una gran ficción, es una mentira.

- Te hago las últimas preguntas ¿Quién es tu candidato a presidente?

El gran activo de Juntos por el Cambio tiene que ver con la variedad de candidatos a presidentes que tiene, desde el radicalismo, como así también del PRO. El mejor candidato a presidente de Juntos por el Cambio me encantaría que sea radical. Pero tiene que ser un candidato que interprete a la sociedad y que tenga la capacidad de ofrecer un programa claro para la Argentina.

En los últimos 70 años, incluso un poco más, fueron muy pocos los momentos en que la economía y la política transitaron un camino virtuoso. Hay momentos de la historia donde la política se llevó puesto a la economía y otro momento donde la economía se llevó puesta la política. En los años 70, con Perón, la política se lleva puesta la economía: con la muerte de Perón, Isabel debilitada y López Rega, todo termina en un Rodrigazo e hiperinflación. Fue el fracaso de la política que se lleva puesta la economía. A partir del 83, con Alfonsín y su liderazgo político, da una lucha frontal con las corporaciones, derrota en la elección previa a la general, la economía termina al final del camino llevándose puesta a la política.

Nunca se vivió ni hemos vivido lo que hoy estamos transitando, donde la economía y la política están al mismo tiempo en la banquina. Fracaso en la política, con un presidente débil, devaluado, debilitado, un Frente de Todos, que es realmente un cachivache, y una economía desbordada.

¿Qué camino tiene que transitar Juntos por el Cambio? y esto va fundamentalmente para el propio espacio: acá no hay magia, no hay que buscar una receta salvadora. Tenemos que ir hacia un capitalismo competitivo, con un Estado serio y eficiente. Un Estado que ordene y un Estado eficiente y un capitalismo competitivo. ¿Qué significa capitalismo competitivo? Un capitalismo no prebendario, con reglas de juego claras, que termine con los controles que no te permiten crecer y desarrollarte.

- Ahora, la política las hacen los hombres y las mujeres. Son importantes para cualquier proceso políticos.

No. Es relativo. Esa es la explicación del fracaso en la Argentina, del fracaso político. Hablé de los últimos 70 años y puedo ir más atrás. En el 30 del siglo pasado creo que arrancó la cultura de la decadencia, con las interrupciones democráticas en Argentina. Ese ideal que planteás, de una Argentina democrática y republicana, donde impera el Estado de Derecho, en realidad va a contramano de nuestra historia, que tiene una fuerte impronta autoritaria. Estamos a la espera de ese liderazgo fuerte que viene para salvarnos.

Te doy otro ejemplo: ¿Cuál fue el punto de inflexión de la historia argentina? La generación del 80. Cuál era la diferencia entre Roca, Mitre, Avellaneda, Sarmiento. ¿Se trataba alguno de ellos de un líder excluyente? No, era una generación, algunos lo llamaban una elite. Pero era una generación que pensaba el futuro, que tenía una visión de grandeza, una visión de crecimiento y una visión de desarrollo.

Ese espacio y esa visión colectiva es la que tiene que construir Juntos por el Cambio. Hay que apelar a la construcción colectiva y después estarán los perfiles de los candidatos, pero el perfil del candidato que representa este tiempo tiene que expresar un liderazgo colectivo, con esa visión.

- ¿Macri es una posibilidad que encarne esa visión o crees que su tiempo ya se cumplió?

Macri es un gran activo y para mí es un actor relevante de nuestra coalición, de nuestro espacio. Tiene para aportar su experiencia como ex presidente de la República y también en él está la gran responsabilidad de apostar a la construcción de esta idea de liderazgo colectivo.

- Pero no como candidato a presidente. No lo ves.

Es una cuestión del PRO. Si me decís a mí, creo que con esa experiencia, el aporte es mucho más potente como un liderazgo colectivo. Quien lidera por encima y no está en el barro, de alguna manera simplifica y ordena las cosas.

- Carolina Losada, tu pareja, sabes que la estuvieron midiendo, como eventualmente candidata a vicepresidenta, como compañera de alguien del PRO ¿Qué te parece? ¿La ves a Carolina como vicepresidenta?

Primero, no soy intérprete de Carolina, soy su pareja.

- Es una pregunta sobre vos, sobre tu mirada sobre esto.

Sí, y es una buena pregunta. Nosotros estamos muy bien, pero cada uno también tiene su historia política. Es bueno el ejemplo de Patricia y esta idea de que a la mujer siempre se le exige más. Tiene ver con lo que le pasa a cada mujer que en Argentina intentó protagonizar. Siempre se le exigió el doble, pasó con María Eugenia Vidal, y hay muchos ejemplos más. Inclusive, más allá de su liderazgo, en su momento también hasta a la propia Cristina. Me parece que es Carolina la que tiene que marcar con su impronta y su propio perfil. Hay decisiones que son personales.

- Totalmente.

Mirá, yo soy un animal político. Milito desde los 18 años. Milité desde la Facultad., ejercí la profesión como abogado y me involucré en política. Como animal político aprendí que en política las decisiones son personales. Si bien pertenezco a un colectivo y me debo a un partido, creo que es en tu almohada y en tu decisión que se marcan los tiempos y las decisiones.

Creo en la pasión y me considero un tipo pasional y la política es una entrega plena. No creo en las medias tintas: la política es una entrega plena. Entregarse en la vocación pública, al servicio público, es una vocación plena y en esas decisiones, lo que tiene que ver con Carolina, con su provincia, Santa Fe u otras hipótesis son decisiones que al final del camino cada uno lo tiene que tomar con su almohada. Y eso yo lo respeto.

Además, porque quiero dormir en casa.

- Obviamente. ¿Ya fecha de casamiento?

Es una cuestión reservada y lo tratamos de mantener en la intimidad.





CANAL YOUTUBE






https://youtu.be/uHCcX19XqQ4



carlosrodolfovarela@hotmail.com
Radio La Corneta 103.5 FM
Tel. Fijo: (0370) 4437089
WhatsApp: +54 9 3705 044498



© Copyright | Hosting, Streaming y Desarrollo Web