La Corneta Noticias
El tiempo - Tutiempo.net
15-11-2020  |  Locales 277
    

“El capitalismo de amigos y el Estado sin bienestar”



Polemizando con la periodista de La Nación Luciana Vázquez en su programa televisivo “La Repregunta”. “Distribución de tierras, pero no de conocimiento”.





“No tengas miedo de cambiar tu vida; las claves son: trabajo en equipo, concentración, fuerza de voluntad y el poder de la interdisciplinariedad”. Eduard Punset Casals.

“En este marco se comprende el pedido de Jesús a sus discípulos: « ¡Dadles vosotros de comer!» (Mc 6,37), lo cual implica tanto la cooperación para resolver las causas estructurales de la pobreza y para promover el desarrollo integral de los pobres, como los gestos más simples y cotidianos de solidaridad ante las miserias muy concretas que encontramos”. Papa Francisco.

La periodista Luciana Vázquez llamó nuestra atención en razón a que encaró una temática actual y que merece debates, he allí nuestra reacción polémica con la misma en sus expresiones y afirmaciones que consideramos, respetuosamente, incompleta, con lagunas e incluso con desvirtuación. (https://www.lanacion.com.ar/opinion/el-capitalismo-amigos-estado-sin-bienestar-nid2509199)
No examinamos el aspecto político-partidario.
Cuando afirma que “Por otro lado, el presidente Fernández esta semana insistió con una visión antiproductivista de la reducción de la desigualdad: distribuir lo que, en apariencia, sobra. Según el Presidente, la tierra fiscal. Otra vez el kirchnerismo o el alberkirchnerismo y la utopía de la tierra para todos. Como si la tierra no fuera un capital escaso y estratégico de una Nación. Y como si, con su reparto y distribución, los nuevos propietarios recién estrenados tuvieran la capacidad de hacerla productiva: una utopía desinformada. A la tierra, le falta el capital de trabajo y el capital de conocimiento”

ANÁLISIS
a) Entendemos que la tierra es un componente de los factores de la producción, y como tal genera renta: Por tanto, a nuestro modesto juicio, no es un capital en sí mismo.
b) En efecto, luego afirma la periodista: “A la tierra, le falta el capital de trabajo”, queda claro entonces que la tierra por sí mismo no es un capital-es, en todo caso, un activo fijo (tierra improductiva)-, sino que es un factor de la producción que agregado a otro factor de la producción como el trabajo (que genera salario y no ganacia) producen ganancias para el propietario que incrementa su capital.
c) “El capital de conocimiento” que es aplicado al factor tierra, proveniente, tanto desde el capitalista como desde el trabajador, (Luciana Vázquez omite el “capital de conocimiento” del trabajador) son valor agregado a la producción que responde con ganancias, sin embargo, sólo para el propietario capitalista agrario. Ganancias que constituyen el capital propiamente dicho.
d) “La tierra no fuera un capital escaso y estratégico de una Nación”, afirma la periodista. Contestamos con un interrogante: ¿Si el propietario de las tierras-factor de la producción- es de la Nación (conceptualmente este término incluye al Estado, territorio, cultura y población con aspiraciones de bienestar común) por qué no distribuir para su explotación y reducir la miseria?
e) Luciana Vázquez aduce: “Y como si, con su reparto y distribución, los nuevos propietarios recién estrenados tuvieran la capacidad de hacerla productiva: una utopía desinformada”. Es una afirmación clásica del sofisma puesto que parte de un concepto equivocado y afirma y da por sentado que los “nuevos propietarios recién estrenados” fueran imbéciles o descerebrados, que nada saben acerca de trabajar o producir la tierra, según se desprende de lo que dice, éstos directamente carecen de habilidades, destrezas y capacidades para el trabajo productivo.

LA COOPERACIÓN ORGANIZADA
La Argentina en particular tiene un acervo cultural, valores morales y principios, muy rico en la cooperación organizada para la producción agropecuaria. Podemos hablar de un arsenal teórico-práctico cooperativo y que es materia de estudio e investigación académica y puestos a disposición en forma de tesis y libros de expertos.
Aquí juega un elemento que Luciana Vázquez se olvida o menosprecia en cuanto a lo que ella misma denomina como “capital de conocimiento”, en el supuesto extremo que fuere como ella dice “los nuevos propietarios recién estrenado” carecen de “la capacidad de hacerla productiva”, es decir, carecen de conocimientos para el trabajo empresarial… ¿No es acaso responsabilidad del Estado combatir la ignorancia y el analfabetismo?
La educación, la formación y capacitación empresarial cooperativa, en todas sus formas y maneras están garantizadas por el Estado, incluido su financiación específica y genuina (Ley 23427) En todo caso, si el Estado incumple con su deber inexcusable de brindar ese servicio educativo cooperativo escolar y comunitario, incursiona peligrosamente en incumplimiento de sus deberes en la cabeza de sus funcionarios, como tal.
La propiedad cooperativa de la tierra sostiene la convicción de otra gran alternativa del modo productivo y proporcional distribución de los excedentes repartibles como eficaz método de lucha contra la pobreza tal como lo afirman y promueven organismos internacionales como las Naciones Unidas.
La cooperación organizada de hecho y de derecho constituye en sí mismo un Plan de desarrollo con equidad y justicia social.
¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Por José Yorg. El Cooperario



CANAL YOUTUBE









carlosrodolfovarela@hotmail.com
Radio La Corneta 103.5 FM
Tel. Fijo: (0370) 4437089
WhatsApp: +54 9 3705 044498



© Copyright | Hosting, Streaming y Desarrollo Web